martes, 5 de enero de 2010

Más allá de un propósito

El año pasado pase con muchas expectativas y ganas de conseguir ciertas cosas que no llegaron. Sin embargo, conseguí otras cosas que no estaban en mis planes y que probablemente nunca las hubiera pensado.

Muchas cosas continuarán este año, otras ya terminaron. Y con todo el rollo de año nuevo la gente empieza a ver sus propósitos de año nuevo, todo eso que queremos cumplir pero que tanto nos ponemos a pensar en esas cosas que necesitamos en vez de las que queremos.

Si, tal vez quiera un trabajo, que también lo necesito, pero probablemente no he sabido buscar el trabajo que necesito y solo busco aquello que quiero. Y así pasa con muchas cosas en la vida. O quiero tal carro o tal cosa solo porque siempre he querido tener esa marca o ese tipo, pero quizás no se adecúa a mis verdaderas necesidades.

Para este año no me puse a pensar tanto en todos los propósitos como en otras ocasiones, simplemente estoy decidida a buscar todo aquello que me haga feliz, todas esas pequeñas y grandes cosas que en realidad necesito, y por supuesto ponerle ganas mientras espero que esas metas que quiero cumplir se hagan realidad.

4 comentarios:

andrés dijo...

me parece una muy buena filosofia Adri, la verdad creo que muy pocas veces buscamos lo que realmente necesitamos y mucho de lo que queremos en realidad no es necesario y entonces tenemos muchas cosas vitales que damos por sentado y nos quejamos de la vida sin derecho o razon.

Te deseo un 2010 lleno de alegrias y risas, de felicidad y armonia.

Antonella Sarha dijo...

adri, me gusto y pienso que tienes razon al decir que hay que buscar lo que quieres, tus propositos

te mando un beso y es genial lo que trasmites
pasa por miespacio
besote

Vane dijo...

pues que asi sea!!!

Adri dijo...

Andrés, así es tan fácil quejarse y al final muchas cosas nosotros mismos las provocamos.

Antonella, gracias x tu comentario.

Vane, así es!