miércoles, 1 de junio de 2011

Esta es para hoy...

Por mucho tiempo yo viví en la orilla sin saber
que existía la profundidad.
Por tanto tiempo yo pensé que todo se detuvo aquí
y que no hay nada más allá.

Hasta que esa voz oí que me dijo “levántate
y te mostrare lo que tengo para ti“.

Alza tus ojos tan lejos como puedas ver,
Dios te ha dado el poder de ver más allá para vencer.
Alza tus ojos y mira a tu alrededor,
la promesa esta a tu lado, justo ahí.
Levanta tus manos porque Dios confía en ti.

Desde entonces no es igual, ahora sé lo que es real.
No quiero volver atrás, ahora soy un vencedor.
Su promesa me alcanzó, ahora sé a donde ir.

Hasta que esa voz oí que me dijo “levántate
y te mostrare lo que tengo para ti“.

Alza tus ojos tan lejos como puedas ver,
Dios te ha dado el poder de ver más allá para vencer.
Alza tus ojos y mira a tu alrededor,
la promesa esta a tu lado, justo ahí.
Levanta tus manos porque Dios confía en ti.

Desde que esa voz oí que me dijo “levántate
y te mostrare lo que tengo para ti“.

Alza tus ojos tan lejos como puedas ver,
Dios te ha dado el poder de ver más allá para vencer.
Alza tus ojos y mira a tu alrededor,
la promesa esta a tu lado, justo ahí.
Levanta tus manos porque Dios confía en ti.

Alza tus ojos tan lejos como puedas ver,
Dios te ha dado el poder de ver más allá para vencer.
Alza tus ojos y mira a tu alrededor,
la promesa esta a tu lado, justo ahí.
Levanta tus manos porque Dios confía en ti.
-------------------------------------------------------------------
...Porque tengo que recordar que no me puedo dejar vencer!!

2 comentarios:

ALLAN dijo...

Hermosa canción, yo la primera vez q la escuché estaba precisamente en el paso por la encrucijada y no podía ni ver para el frente x las lágrimas q tenía en los ojos y entonces empecé a escuchar con el corazón y es q ese recordar que no nos podemos dejar vencer, es un no dejarnos vencer por nuestro propio conformismo, x nuestros propios miedos que nos hacen creer que no podemos, cierto q hay q reconocer nuestras limitaciones para aprender q no estamos solos y q si pedimos ayuda la tendremos, por eso no solo es alzar los ojos, sino también levantar las manos como un niño cuando quiere q sus padres lo levanten, y si uno no confía en uno mismo q más q empezar por saber q Dios si confía en uno, ÉL q nos conoce mejor q nosotros mismos xq sabe mejor q nosotros d lo q estamos hechos! Así q pa'lante mimina!! a tomar nuevas fuerzas y seguir siempre avanzando!!! TA!

VANE Alive dijo...

Nunca..
nunca te dejes vencer!!
Muack