jueves, 7 de agosto de 2008

Sonriéndole a la vida

- Buenas, ¿cómo le ha ido?
- Viviendo con todo
- Quiero darle algo...
- A ver, ¿qué será?
- (Una sonrisa se pinta en mis labios)
- Gracias

Si una conversación imaginaria con la vida...esa que sentimos en cada momento dentro de cada uno, esa que percibimos al caminar por las calles, esa que olemos al acercarnos a una rosa, esa que tantas cosas nos deja experimentar, esa que nos hace reír y disfrutarla al máximo, pero es esa misma que nos ha tenido envueltos en lágrimas y tristezas...pero es la vida, NUESTRA VIDA, que con todo y todo es la que nos tiene donde estamos el día de hoy.

Así que nunca es un mal día como para no sonreírle, sea un buen día o no, al fin y al cabo hay que sonreír y ver que de lo todo lo malo que nos sucede algo bueno podemos aprender. Así que sonríale a la vida y disfrutela que solo es una.

1 comentario:

Kriss dijo...

Es mucho más fácil enfrentar la vida con una sonrisa que desanimado. Sea como sea y a pesar de todos los problemas, siempre hay q agradecer las cosas buenas que nos ha dado y a las personas que hemos conocido gracias a ella.
De qué vale lamentarse por lo q no se tiene, lo mejor es aprovechar lo que si está y aprender a apreciar las pequeñas cosas.